PERDER PARA ENCONTRAR

Existe un dicho que dice que si se cierra una puerta se abren muchas más … o algo así. Y la verdad creo totalmente en esto. No se si sea algo relacionado con la ley de la atracción, pero se que si me ha pasado.

Como bien saben mis últimos posts se han tratado únicamente de reflexiones, que si bien no es el objetivo principal de este blog, se los juro que me encanta poder compartirles todo lo que pasa últimamente por mi cabeza. Y regresando a lo que “pasa por mi cabeza”, hoy desperté pensando en esta frase: “Perder para encontrar”. Es irónico como me puse a analizarla detenidamente hasta hoy, cuando tengo meses escuchando una canción que lleva ese nombre, pero en fin.

La vida esta llena de oportunidades que se nos presentan a diario, depende de nosotros el poder verlas, y aún más el tomarlas. Pero ¿Qué onda con las cosas, situaciones o personas que se van de nuestras vidas? ¿Es bueno o es malo?.

Aveces (por que me ha pasado), tenemos ese “algo” (llamemosle así) en nuestra vida que sentimos que nos causa más dolor que felicidad pero por una u otra razón no podemos decirle adiós y sacarlos de nuestra vida. Llámese comodidad, costumbre, miedo o literal inserte sentimiento o pretexto aquí. El punto es que aveces ese “algo” que en determinado momento se va de nuestras vidas, nos causa una satisfacción tan inmensa que se ve reflejada en sensaciones de alivio. Y aquí entra el rollo de si, en efecto … es bueno perder de vez en cuando. Y es muy valido, no necesariamente perder causa dolor. ¿O será que ese dolor ya se anticipo, y para el momento en que la partida llega ya no queda nada más que lamentar? Okay ya me puse muy profunda.

Por otro lado tenemos de nueva cuenta situaciones, cosas o personas que se van de nuestras vidas de manera anticipada o no tan anticipada, pero que de igual forma nos dejan un vació y una tristeza tan inmensa que podemos llegar a sentir que de verdad nada vale la pena. El detalle aquí es analizar si fue algo bueno, o si en efecto fue algo muy malo. Aun que también depende del punto de donde se vea. Por que aveces nosotros podemos estar parados en el lado de “¿por qué se fue? y sentirse de lo peor” y la otra persona en un plan literal de cerrando ciclos. Por que si pasa …

Yo creo que la única forma de saber si fue bueno o malo (fuera de la forma en como te sientes), es ser muy observador y paciente, y comenzar a analizar todo lo que sucede después de. O para que me entiendan mejor, empezar a ver las oportunidades que la vida, el destino, el universo o como quieran llamarle; te pone en el camino poco o mucho tiempo después de que ese “algo” sale de tú vida. Es importante puntualizar que como todos sabemos, las oportunidades no van a venir con un letrero gigante que diga “Tómame, aquí estoy”… ¿o aveces si?. Creo yo, que eso ya depende de que tan perceptivo estés.

Posiblemente en cada partida hay cosas tanto buenas como malas, no necesariamente todo tiene que ser malo o bueno, o ¿Por qué no lo dejamos en 50/50?.

Eso si, un consejo que les doy y que yo tengo poquitisimo tiempo (por que si, esa palabra lo describe exacto) utilizando, es el “no clavarse tanto con las cosas”. Trata de ser más “alivianado” sin llegar al mood “me vale todo”. Siempre he creído que un buen equilibrio es la solución a muchas cosas.

Y les confieso que aún que normalmente soy una persona muuuuuuuuuuuy desesperada, estoy tratando de cambiar eso en mi, y no querer acelerar el tiempo. Y ese es otro consejo que de verdad y por favor ¡tómenlo!, ami me ha ayudado mucho, y en situaciones anteriores el haberlo puesto en practica me hubiera ahorrado muchas desilusiones. Pero mis niños, también de los errores se aprende.

Ojala les guste esta pequeña reflexión y les prometo que me quiero poner las pilas para regresar con más post de otros temas. Por otro lado me siento super feliz por que estas ultimas entradas les han gustado, lo se por que son varias las personitas que me dan comentarios positivos. Enserio no saben lo feliz que me hace saber que les gusta lo que escribo, es una forma de relajarme y hacerme feliz, y mejor aún si a otros les agrada (inserte emoji changuito).

En fin, les mando mucho amor y nos leemos pronto.

firma

INTENTANDO SER ADULTO

Con el tiempo te vas dando cuenta de muchas cosas. Empiezas a cambiar de gustos, de aires y hasta de amigos. Inicia con gustos de comida, buscas diferentes lugares a donde ir, lees nuevos libros, aveces cambias tu estilo de música, hasta que llegas a empezar a buscar diferente compañía.

No se si a esto se le llame “empezar a madurar”, pero a mi me esta pasando. Adoro salir y bailar y la fiesta, pero empiezo a notar que estoy mejor sin salir. La verdad mis salidas son muy pocas, o por lo menos antes no eran tan constantes. Pero ahora anhelo más un café o un desayuno/comida con una buena compañía, que ir por unos tragos con 10 amigos.

Lo que estoy buscando son conversaciones que valgan la pena, o por lo menos que me atrapen. No planeo hacerme la intelectual (aunque de vez en cuando es valido), pero es tan ameno hablar de la vida, de lo que sientes, de lo que pasa a nuestro alrededor, y mejor aun si puedes compartir diferentes opiniones.

Necesito algo diferente. Tengo la necesidad de aprender tantas cosas, y de mis errores también ¿por qué no?. Últimamente me gusta rodearme de gente “mayor” que ya tiene su vida un poco más centrada o mucho más centrada. Es increíble como cambia tu panorama cuando empiezas a trabajar y te rodeas de personas que tienen un sin fin de responsabilidades, digo .. no es que tenga algo de malo no trabajar o no tener responsabilidades. Pero no podemos negar que si te cambia en muchos aspectos la forma de ver la vida y de enfrentarla cuando tienes compromisos.

En este momento estoy enamorada de la vida. Siempre lo he estado, pero creo que hoy más. Siento que recién estoy abriendo la puerta (por decir algo). Me siento nueva en esto de “vivir”. Y es que, estoy descubriendo nuevas cosas y a la vez me estoy adjudicando responsabilidades que increíblemente en lugar de asustarme, me ilusionan más ¿Quién diría no?.

Me han estado sucediendo cosas muy positivas laboralmente, y aunque en el amor no va todo muy bien. Estoy decidida a aprender de todo lo que la vida te da, y lo que no también.

Justamente les quiero escribir sobre eso. Se que estoy muy chica aún, estoy en mis plenos 20’s y ya me resigne a quedarme sola con mis gatos. Y aunque posiblemente no sucederá, siento que necesito empezar a aprender a vivir conmigo misma. A no esperar tener una pareja para ser completamente feliz. Y es que les cuento que si, en efecto, yo era de esas niñas que soñaba con la casa, el esposo y la familia CASI perfecta. Obvio siempre he sabido que la perfección no existe, pero mi meta siempre fue tener una familia, y sentía que si algún día no lo logro no obtendré el “éxito deseado”. Y es aquí cuando retomo lo que dije al principio de este post: “Con el tiempo cambias”. Siempre te lo dicen, pero como todo “hasta que no lo vives, no lo crees”.

El caso es que termine o no soltera, yo necesito empezar a saber convivir conmigo misma. Conocerme más de lo que creo conocerme, y lo más importante entender que no pasa nada si no hay alguien a mi lado. Puede sonar fatalista, es como si ya afirmara que así será mi vida, y la verdad es que solo el tiempo lo dirá. Pero como digo “más vale irse acostumbrando”. Así me lo propuse una vez (hablando de dinero), poco a poco empece a independizarme. Comencé a comprarme mis cositas y pedir menos a mis papas. Y así el día que decida vivir sola ya no será tan difícil, por que desde antes me “prepare”, fui practicando (por decir algo).

Exactamente lo mismo planeo con esto de “aprender a vivir conmigo misma”. De verdad ustedes no se imaginan cuantas personas no saben estar solas. Es increíble como podemos querer hacer girar nuestro mundo sobre una persona, hasta llegar a sentir que si no tenemos a alguien con quien vivir nuestra vida, pues prácticamente no seremos felices.

Dicen que cuando logras aprender a vivir contigo mismo encuentras el amor y a esa persona con quien pasaras tus días. Y aunque ese no es mi objetivo, tampoco me desagrada la idea jajaja.

No se trata de presionar las cosas, ni tampoco de resignarse a estar solo. Se trata de estar preparado para todo lo que pueda suceder, ya saben … uno nunca sabe.

Por otro lado, estoy emocionada por aprender cosas como “hacer un buen super”, aprender a cocinar y poder llevar mis cuentas adecuadamente. En estos momentos eso justamente es lo que me tiene loca. Ya saben de repente me pega la loquera de querer comprar algo y digo “no cristina, no lo necesitas” y por otro lado pienso “compralo para eso trabajas, el dinero es para gastarse” ¿si me explico?, el chiste de todo es encontrar un punto de equilibrio.

Y de verdad si alguien ya paso por esto, o esta en “proceso de”, y tiene algún consejillo para mi. De todo corazón agradecería que me los compartieran.  Recuerden que estoy como una esponja en estos momentos, super ansiosa por aprender cosas positivas de los demás.

Voy a tratar de plasmar toda mi travesía en este viaje a “ser adulto” y aunque obvio me voy a equivocar una y mil veces ¿de eso se trata no?. Solo espero seguir con este entusiasmo que ya no se ni donde poner jajaja.

Les mando mucho amor y es todo por hoy.

Nos leemos pronto.

PD: no olviden seguirme en todas mis redes sociales.

firma