Cuando una puerta se cierra

Es increible como un día podemos estar en una situación en especifico, o deseando ciertas cosas, y de un momento a otro la vida nos cambia por completo. A veces, el universo (por decir algo) nos quita del camino cosas que anhelamos inmensamente, o nos aleja de personas que queremos. Lo común es sentirnos mal y frustrarnos por que no todo sale ócomo queremos. Pero, ¿Quién dice que lo mejor para nosotros es estar en esa situación o con esa persona?. Muchas veces no nos damos cuenta que opuesto a lo que pensamos o creemos, la vida nos esta brindando algo mejor. Justo de esas situaciones les quiero hablar hoy en este post.

Los humanos, tendemos a aferrarnos a las cosas, creamos lazos y nos cuesta mucho separarnos de dichas cosas o personas. La mayoria creemos saberlo todo y solo por que cierta situación, objeto o persona nos generá comodidad, creemos que todo esta bien y nos negamos a cambiar algo de nuestras vidas. ¿Cómo saber que estamos en lo correcto?.

Les cuento que hace poco estuve en esta situación, y les confieso que no fué la primera vez que me pasó. ¿No les sucede que crees estar super bien y de repente “todo se te viene abajo” y al tiempo llegan cosas mejores?, justo de eso hablo.

Todos nos ponemos un estandar de felicidad (por decir algo), le asignamos valor a las cosas, y supones que teniendo equis cosa seras feliz o exitoso. ¿Pero qué pasa si las cosas no salen como planeamos? La respuesta es muy sencilla, tendemos a deprimirnos o frustrarnos. La negación nunca falta y nos dedicamos a mentarle madres a la vida. Algunos hasta culpamos a los demás, pero ese ya es otro tema.

Tenemos que agradecer y estar bien conscientes que si algo se va de nuestras vidas es por una razón. Tal vez no es para nosotros, o no estamos en el momento indicado para que forme parte de nuestra vida.

No hay que deprimirnos por que una puerta se cierra, la vida me ha enseñado que cosas mejores siempre vienen. Es cuestión de echarle ganas y dar lo mejor de nosotros. Yo lo veo como lecciones de vida, que a fin de cuentas son experiencias que nos hacen mejores personas.

Y es cierto, aveces lo bueno tarda en llegar, y nos desesperamos por que no tenemos ese trabajo, no estamos con esa pareja que tanto anhelamos, o nos separamos de amistades u objetos que nos “complementaban”. Y duele, claro que duele. Pero el dolor es parte de un todo tambien. Que aburrida seria la vida si todo fuera felicidad. O por lo menos yo creo que estaria inmersa en una eterna monotonia.

Me gusta pensar que siempre hay algo mejor. Creo ciegamente en que atraemos lo que deseamos, pero eso si, también hay que trabajar por lo que anhelamos. En esta vida nada es gratis, y para mi no hay mayor satisfacción que obtener lo que tanto quiero sabiendo que el merito fué solo mio.

Nunca sabemos que nos puede presentar la vida el dia de mañana. Tal vez hoy nos sentimos completos y muy dichosos. Pero saben, la vida es maravillosa y siempre tiene algo mejor para dar. Así que hay que pensarla 2 veces antes de ponernos mal por que algo que queriamos ya no se da. Nos podemos llevar una gran sospresa.

Les mando mucho amor y nos leemos pronto.

firma